¿Imputado, investigado, encausado?

Clipboard01El pasado viernes 12 de marzo el Consejo de Ministros  tomó la decisión de suprimir la palabra “imputado” como término legal y sustituirlo por otro término jurídico que se ajuste más a la realidad de cada individuo ya que, según el ministro de Justicia, esa denominación ha quedado vinculada de forma inevitable con la culpabilidad.

Veamos cuál es la definición de este verbo:

IMPUTAR: “atribuir a alguien la responsabilidad de un hecho reprobable“. Es decir, considerar a una persona como sujeto pasivo de una atribución de culpa sin que ello suponga su autoría cierta. Según Álex Grijelmo, esto también se expresa en otras palabras del lenguaje jurídico: “denunciado“, “querellado“, “acusado“, “inculpado“, “sospechoso“, “detenido“, “investigado“, “procesado“, “juzgado“… en las que ya se da por probados los hechos que antes solo estaban atribuidos.

Para “imputado” se requiere la intervención de un juez que determine la existencia de un supuesto autor. Por ello la ley quiere diferenciar dos fases en el proceso: “investigado” en el primer escalón, es decir, en la instrucción y “encausado” en el siguiente, o sea, si se mantiene la acusación conforme avanza la instrucción.

La importancia de la precisión en el uso de la lengua…

Anuncios
Categorías: LagunaDeDudas | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: