Misterioso asesinato en casa de Cervantes

Acaba de publicarse la obra ganadora del Premio Primavera de novela 2015

En esta edición se han presentado 936 obras procedentes de 33 países. Todo un récord. España, que aporta 424 novelas, encabeza la lista; le sigue Argentina, con 150 originales; México, con 58 manuscritos; Colombia con 48 y Estados Unidos con 47. La dotación económica es de 100.000 euros.

Ya sabéis que este premPortada Juan Eslava Galán Misterioso asesinato en casa de Cervantesio lo convocan la Editorial Espasa y el Ámbito Cultural de El Corte Inglés y cuenta con 20 años de tradición. Además, conociendo a los autores ganadores de convocatorias anteriores (Rosa Montero, Lucía Etxebarría, Juan José Millás, Lorenzo Silva, José Ovejero, Fernando Marías, Fernando Savater…) el de 2015, Juan Eslava Galán, se suma al elenco de autores de calidad. Este año la trama de la novela ganadora, Misterioso asesinato en casa de Cervantes, de temática cervantina, coincide con la celebración del IV Centenario de la publicación de la II parte de “El Quijote” y con las labores de búsqueda de los restos de Cervantes. Otra excusa más para acercase a la obra, ¿no?

El jurado de esta decimonovena edición del premio, la eligió por tratarse de:  “Una intriga muy bien construida, escrita con una riqueza de lenguaje extraordinaria y por un autor que conoce a la perfección el mundo de Cervantes”. Tanto es así que oculta declararse como “fan de Cervantes“.

Doña Teresa, duquesa de Arjona, admiradora de Miguel de Cervantes, contrata a la joven Dorotea de Osuna para que esclarezca los hechos en torno al asesinato de un caballero de la orden de Santiago, Gaspar de Ezpeleta, muerto a la puerta de la casa del escritor. Debido a ese hecho, don Miguel y sus hermanas, “las Cervantas“, se hallan encarceladas por su posible implicación en dicho asesinato.

El autor ha construido la novela conjugando ingredientes históricos, que conforman el mundo de Cervantes, ensamblados en una trama narrativa, la investigación de Dorotea de Osuna.

De esta forma el lector asiste a la recreación de aspectos significativos de la vida del siglo XVI español. La obra se sitúa en la España del Siglo de Oro. Parte de un hecho real: el proceso incoado por la muerte de Gaspar de Ezpeleta ocurrido el 27 de junio de 1605 y el posterior encarcelamiento de Cervantes y su familia. Comienza con la descripción de la ciudad de Valladolid, sede de la corte con Felipe III, en la que se traza un análisis sociológico de la urbe desde las perspectivas de un viajero francés y de un mercader de paños de Burgos, muchos nobles en torno al monarca, calles llenas de mendigos, de pícaros, de prostitutas… desolación:

“¿A Valladolid vais? Por Dios que es una gran ciudad, de las más ilustres que tiene el rey de España. En ella hallaréis más de treinta palacios y tantas iglesias y conventos que el día del Corpus huele el aire a incienso como su estuviera en llamas el Gran Bazar turco.(…) Mirad que habitan en la corte no menos de veinticinco duques, treinta y cinco marqueses, sesenta condes, no sé cuántos vizcondes y muchísimos hijosdalgo cuyo número Valladolid s XVIaumenta casi cada día con las patentes de nobleza que el rey, generoso como joven, otorga a los que lo sirven bien. Sumad a eso los numerosos servidores y criados, desde mayordomos hasta pícaros de cocina, que sirven en esos palacios, añadid las muchas personas de hábito y sotana que el cuidado de tantas almas requieren y tendréis una muchedumbre de moradores que engrandecen la villa. Y putas para contentar a tanta gente… Valladolid frisaba las sesenta mil almas, de las que quince mil eran mendigos de pedir, (…) otros veinte mil no pedían pero pasaban necesidad, diez mil no sabían qué es comer caliente y los restante quince mil eran curas, frailes o criados al amparo de unas docenas de pudientes”.

Eslava Galán, para documentarse, ha acudido a los papeles del proceso de Gaspar de Ezpeleta, que están en la Real Academia de la Lengua y que han sido publicados recientemente. Escuchemos al autor explicar este suceso:

Además, sobre el Valladolid de la época ha consultado las relaciones de la visita de los embajadores ingleses. Así que el fondo es escrupulosamente real: calles, trajes, gastronomía, actitudes, vida de las Cervantas… En concreto, la casa del escritor estaba en el antiguo Rastro de los Carneros, cerca de las carnicerías y del arroyo donde vertían sangre y desperdicios. No era el lugar más elegante de la corte. En el grabado de la izquierda (recogida en vallisoletvm.blogspot.com) se señala: con el nº1 la Casa de Cervantes; con el nº2 el Hospital de la Resurrección (lugar propio de la novela ejemplar El coloquio de los Foto antigua del rastro de los cArneros al comienzo del siglo XVIIperros) y con el nº3 el puente sobre el río Esgueva (donde se produjo el duelo). Si pincháis sobre él recorreréis la historia de la casa-museo de Cervantes en la capital del Pisuerga.

Por lo que se refiere a la ficción, esta reside en la peripecia de la investigadora, doña Dorotea, figura femenina que se rebela contra el papel secundario que le ha tocado vivir en la sociedad y reconoce la labor educativa de sus padres que le ofrecieron las mismas oportunidades que a sus hermanos:

“(…) y por eso no soy menos que mis hermanos, sino que cada uno de nosotros tiene las potencias que le dio la naturaleza sin que medie o estorbe en ello ser hombre o mujer”

En esa misma sintonía de mujeres avanzadas, aparecen “las Cervantas” que sabían leer y escribir. Leamos cómo las describe su vecina, la beata Isabel de Ayala:

“¿Escribir y leer una mujer? Tacha es, y de las grandes. (…) las Cervantas, siendo mujeres de poco asiento, saben todas leer y escribir desde chicas como si ya desde que salieron las mantillas estuviesen predestinadas al puterío. No va por vos, señora, que en toda regla ha de caber excepción, pero yo os certifico, por lo que sé de la vida, que una mujer cuanto menos sepa, mejor. Una mujer decente debe estar en casa, pariendo hijos, limpiando culos, lavando pañales, haciendo coladas, barriendo y fregando y cuidando de la olla y del recreo del marido.”

Cervantes contribuyó a que “las Cervantas” fuesen educadas en libertad, un adelantado a su tiempo en la consideración de la mujer con igualdad de derechos y oportunidades con respecto al varón, mujeres independientes, inteligentes, cultas:

“La mujer si no crece en ingenio es como el árbol esmirriado porque no se riega y tengo para mí que si educáramos a las hijas con la misma liberalidad y afán con que procuramos educar a los hijos, mejor irían los gobiernos de las familias y de las naciones. Por eso en nuestra familia ha sido costumbre que las mujeres aprendan a leer y a escribir, para que sepan ser libres y valerse.”

Juan Eslava presenta a Doña Dorotea de Osuna como mujer con recursos que no le importa vestirse de caballero para triunfar en el mundo de los hombres. Este disfraz nos recuerda a la Teodosia de la novela ejemplar Las dos doncellas, la Margarita de El gallardo español, la Marfisa de La casa de los celos o la Ana Félix del Quijote. Mujeres todas ellas con carácter y criterio propio.

Bien es verdad que en esta novela no solo se resalta el papel de la mujer, también observamos una crítica severa a la consideración española de la honra y el honor poniendo el acento en el empobrecimiento del país por culpa de un malentendido honor:

“A los nobles se les supone la honra, que es alteza de linaje. Los plebeyos no tienen honra pero tienen honor, que es limpieza de sangra sin mancha. (…) La honra se alcanza con hazañas guerreras en servicio del rey; el honor, no: el honor ya lo tiene uno al nacer. Solamente debe conservarlo y no perderlo. El honor es el desquite del pobre y su único patrimonio. (…) Cada día que pasa España se empobrece más por la mengua del trabajo y el desgobierno de los que dan en seguir la vana honra del mundo, pues entre los ricos que huelgan, los religiosos que solo atienden a los asuntos del Cielo, humildes que visten la pereza bajo capa de pobreza y labradores que con el más fútil pretexto declaran día feriado, nadie trabaja”

Y, sin más dilación, os dejo con el primer capítulo libro

Libro (Encuadernación Tapa dura con sobrecubierta, 283 páginas) 19.90 €
Libro electrónico(en formato ePub) 9.99 €
.
Portada En busca del unicornioPor si acaso la curiosidad os lleva a otras obras de este autor, aquí tenéis una breve relación (aprovechad las que tienen un enlace a su versión digital): Historia del mundo contada para escépticos (2012); La Primera Guerra Mundial contada para escépticos (2014); y La Segunda Guerra Mundial contada para escépticos (2015). Es autor también de otras novelas como En busca del unicornio (Premio Planeta 1987), El comedido hidalgo (Premio Ateneo de Sevilla 1994), Señorita (Premio de Novela Fernando Lara 1998), La mula (2003), Rey lobo (2009) y Últimas pasiones del caballero Almafiera (2011).
.
AUTORA: Ana Garrido Rubio. Profesora de Lengua Castellana y Literatura.
Anuncios
Categorías: Novedades, Todos leemos | Etiquetas: , , , , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: