La Regenta

Leopoldo Alas, La Regenta, Universidad Alicante

.

RESUMEN:
portada-la-regenta
Recorrido por la vida de Ana Ozores, hija del hijo segundón de una familia rica y una bailarina, no bien vista en la ciudad de Oviedo. Este será el escenario donde se ambienta la novela, ciudad conocida por sus habitantes como Vetusta. La protagonista está casada con don Víctor Quintanar (ex-regente de la audiencia, por esa razón a Ana la llaman “La Regenta”). El marido, debido a su avanzada edad, la trata como a una hija. Ello le provoca conflictos morales, choque entre sus deseos y sus deberes como esposa, luchas mentales que intenta calmar con la oración y la confesión. Dos son los hombres que influyen en su vida: por una parte, Álvaro Mesía, hombre del que Ana vive enamorada desde su infancia, el don Juan de la ciudad, la buscará para conquistarla. Por otra, el Magistral, Fermín de Pas. Ambos la desean por encima de convenciones. Para el primero, que esté casada no es impedimento alguno; al segundo, los escrúpulos de su oficio lo frenarán. El conflicto está servido.

VALORACIÓN:

Se trata esta de una novela que hay que leer, aunque solo sea por el “simple” hecho de que es mítretrato-clarinica en la literatura española. Es como decir que no te has leído el Quijote, La Celestina o El Lazarillo de Tormes. Es algo que hay que conocer y disfrutar. Me ha parecido interesante la arquitectura constructiva, es decir, el hecho de que según transcurre la novela va dejando atrás las descripciones minuciosas, (como la vida de doña Paula, o incluso la noche que pasó Ana en el puerto con aquel amigo de pequeños) hasta quedarse solo con lo importante, solo con la trama de la historia.

El primer tomo, prácticamente igual de extenso que el segundo, (mi edición distribuye la obra en dos volúmenes) transcurre en tres días, y el segundo, en tres años. Viendo esta extensión, se hace pesado al principio, y a veces incluso aburrido -es temario de 4 de la ESO y hace dos años que lo he superado-. Además, sabía el argumento de la obra, y una novela en la que ya te sabes el final no crea la misma inquietud que si se lee desde la ignorancia. Sin embargo, este año me he animado.

fermind-e-pas-y-la-regentaSu lectura me ha hecho empatizar tanto con los personajes (fundamentalmente con la protagonista), que hay capítulos en los que mi humor no era el mejor. He vivido momento en los que determinados protagonistas que empezaron gustándome, han acabado pareciéndome asquerosos, como por ejemplo Fermín de Pas, el cual al empezar la novela me transmitió buena fe, me hizo pensar que lo único que quería era ayudar a la Regenta, escucharla, independientemente de que fuera bella o no, y al final lo único que siente es amor por ella, cuando es el que más farda de clérigo, de buena voluntad, y de llevar a cabo sus labores y sus creencias como (para colmo ya) magistral de la iglesia católica. ¡Grrrrr!

Cuatro o cinco bultos negros llenaban la capilla. En el confesionario sonaba el cuchicheo de una beata como rumor de moscas en verano vagando por el aire. El Magistral estaba en su sitio. (…) Ana vio a la luz de la lámpara un rostro pálido, unos ojos que pinchaban como fuego, fijos, atónitos como los de Jesús del altar … El Magistral extendió un brazo, dio un paso de asesino hacia la Regenta, que horrorizada retrocedió hasta tropezar con la tarima. Ana quiso gritar, pedir socorro y no pudo. Cayó sentada en la madera, abierta la boca, los ojos espantados, las manos extendidas hacia el enemigo, que el terror le decía que iba a asesinarla. El Magistral se detuvo, cruzó los brazos sobre el vientre. No podía hablar, ni quería. Temblábale todo el cuerpo; volvió a extender los brazos hacia Ana… dio otro paso adelante…y después, clavándose las uñas en el cuello, dio media vuelta, como si fuera a caer desplomado, y con las piernas débiles y temblonas salió de la capilla.

Es un drama que parece una simple historia de amor, celos, desengaño… pero si la miras desde un punto de vista diferente, sin centrarte en la trama puedes ver que no es solo eso lo que la ha hecho ser lo que es hoy en día. Es mucho más que una simple trama, que la triste (porque es triste) vida de una señorita huérfana a la que nadie ha querido nunca en su vida. Deseos irreprimibles, sed de poder, insatisfacción, mediocridad…

Evolución, tanto de los personajes como de la novela en cuestión, las menciones a los autores anteriores como Zorrilla o Calderón, la aceleración constante de la novela a medida que se avanza y la capacidad de darle la menor importancia a la historia en sí, así como acentuar el carácter y la psicología de los personajes, haciendo de ellos, por poner un símil, los mejores actores que ésta puede tener.

PUNTUACIÓN8/10.

RECOMENDACIÓN: Dado que es una novela muy extensa, se la recomiendo a gente que tenga tiempo de leerla, ya que si no se dispone de ese tiempo, supondrá una obligación para el lector y seguramente la acabará aborreciendo. Aun así, es compleja de leer por sus descripciones minuciosas y sus vocablos rebuscados, propios de la época y de algunas jergas.

Libro (Encuadernación: Tapa blanda, 1115 páginas) 9.95€

AUTORA: Valle Tejedor García. Alumna de 2º Bachillerato

escultura-ana-ozores-oviedoComo nuestra compañera Valle, reivindico y defiendo al personaje de Ana. ¡Que difícil vivir libre en una sociedad oprimente que no admite la diferencia y no terminar loca!

Me sigue asombrando leer a un Clarín tan agudo y certero en su acercamiento a la psicología femenina. Creo que si viviera en nuestro tiempo seguiría siendo un hombre rompedor que pondría en tela de juicio los pilares de la mentalidad burguesa; un sacudidor de conciencias en toda regla.

Barriendo un poco para casa…cuánto me gustan esos pasajes en los que se hace mención al gusto por la lectura de Ana, otro rasgo que la diferencia de su entorno… ¿leer, placer de hombres?:

Cuando doña Anuncia topó en la mesilla de noche de Ana con un cuaderno de versos, un tintero y una pluma, manifestó igual asombro que si hubiera visto un revólver, una baraja o una botella de aguardiente. Aquello era una cosa hombruna, un vicio de hombres vulgares, plebeyos

Gracias a la Biblioteca virtual del Instituto Cervantes podemos disfrutar esta novela. Pinchad en este enlace y empezaréis a conocer el universo de Ana Ozores Icono lectura

Y si lo queréis complementar con una buena versión cinematográfica, no dudéis en hacerlo logo-tv

Anuncios
Categorías: BACH | Etiquetas: , , , , , , , , | 14 comentarios

Navegador de artículos

14 pensamientos en “La Regenta

  1. Adrián

    Lo primero que quiero hacer es dar la enhorabuena a mi compañera Valle por haber sacado fuerzas, tiempo y ganas para leerse en un curso como es 2º de bachillerato esta obra tan extensa, ya que a mi no se me hubiese pasado por la cabeza hacerlo.
    Lo siguiente, es decir que para las personas que no nos hayamos leído el libro, en mi opinión, el resumen y la valoración no terminan de llamar la atención al lector para que se inicien en la lectura de la obra; y su recomendación sobre la novela es el culmen para que gente que este apretada de tiempo (hoy en día todos) no se la lea.

  2. Rubén

    No he leído la novela así que lo único que puedo decir es que es verdad lo de que el argumento ya me le han contado en otros cursos y, sumado a que no me parece atractivo, me aleja de tener ganas de leerlo. Por otra parte, estoy seguro de que un escritor como Clarín es capaz de tratar el tema de una forma magistral consiguiendo que te sientas en la piel de la protagonista y despertando dentro de ti sentimientos hacia el resto de personajes. Para terminar, me gustaría añadir que la recomendación me parece adecuada y sincera.

  3. Javier

    Sin duda alguna “La Regenta” es un clásico de la literatura española, por lo que me parece muy recomendable que los jóvenes españoles leamos esta obra para captar un poco de la cultura española. Es verdad que los temas de los que trata la obra no son los favoritos de muchas personas (me incluyo) y que las 1000 páginas que tiene el libro echan un poco para atrás, pero si tienes el tiempo suficiente podrías ocuparlo con esta lectura.

  4. Nikoleta

    ”La Regenta” es una de las obras más reconocidas de Leopoldo Alas. Sin lugar a dudas es una de las grandes piezas de las literatura española.

    A partir de este resumen, puedo deducir que es una novela en la que se muestra la triste realidad de la sociedad española del momento, que es movida por la superficialidad, el interés por el poder y la envidia. También está presente, como en la mayoría de las obras, el tema del amor e incluso en este caso se podría hablar de adulterio marcado por el triángulo amoroso en el que intervienen los tres protagonistas.

    Desde mi punto de vista, es una gran creación literaria, que abarca temas para todos los gustos y opiniones además de ser un libro que todos deberíamos leer para nuestra formación y entretenimiento.

  5. Sherezade Merino Herrero

    Me gustaría lo primero aplaudir a mi compañera Valle, porque estando en un curso tan abarrotado de estudio y trabajo haya tenido el valor de leerse esta novela tan extensa y complicada a nivel lingüístico.
    Según lo que he leído, parece que es una novela que a primera vista asusta al ver la época y las numerosas hojas de las que consta, pero en cambio, cuando te sumerges entre sus líneas no puedes parar, y querer descubrir qué ocurre, y cómo su protagonista “Ana”, que quiere ser ella misma y no como la sociedad la dictamine que sea, y el resto de personajes, evolucionan en el transcurso de los capítulos.
    Debo decir, que yo personalmente, no he leído “La Regenta”, pero observando la opinión en esta entrada me da a ver que su historia oculta una trama de amor, peleas, tristeza,… que te va enganchando poco a poco.
    Creo que en la sociedad actual, un bochornoso número de personas, en el que también me incluyo yo misma, al ver una novela tan popular pero tan extensa y antigua tendemos a pensar que será un tostón, una pérdida de tiempo el sentarse y ponerse tranquilamente a leerlo. Y la “única” posibilidad que tendríamos de leerla sería si nos obligasen a hacerlo, ¿por qué sucede esto? Será la falta de tiempo, la pereza,…
    Es probable que después de lo que he descubierto, este verano me ponga un reto y me aventure a conocer que ocultan sus hojas.

  6. Mariana

    Como bien ha recalcado Valle, ‘La Regenta’ es uno de los clásicos que hay que leer sí, o sí. Hace unas semanas comencé su lectura, pero debido a su gran extensión, me sentí incapaz de leerla con tiempos límites y no acabar odiándola. Sin duda, la retomaré y la leeré de otra forma quizás, sin que el tiempo sea un impedimento que me pise los talones. Partiendo de las páginas que he recorrido, comparto con Valle mi odio hacia el personaje Fermín de Pas, que es capaz de enervar al lector en numerosas ocasiones. Es cierto que la obra al principio se hace un poco pesada, debido a la poca acción argumental aparente, pero poco a poco la curiosidad va sumergiéndose en la conciencia del lector. Yo aún sigo con suposiciones no resueltas en la cabeza. Considero que ‘La Regenta’ puede ser un buen ejercicio de reflexión, y sobre todo una gran manera de empatizar. Seguro que no tardaré en volver a ella, y a la resolución de la trama.

  7. Álvaro Minguela Vivar

    A mí me parece una historia un poco pesada y hasta se podría decir aburrida….
    No soy buen amigo de las novelas antiguas, sino más bien de algo más juvenil e incluso fantástico. Una historia amorosa, en la que la mujer casada está enamorada de otro, y además se mete un tercer hombre por medio….,no me llama mucho la atención, y esto no quiere decir que no sea una gran obra, ni mucho menos, pero no tiene esa esencia que me podría llegar a enganchar.

  8. Diana Yuste

    En mi opinión, La Regenta es un libro bastante costoso de leer por el vocabulario empleado además de ser un libro extenso.Sin embargo, me gustaría tener tiempo para leerlo ya que es una lección de vida muy valiosa para la mujer de hoy.
    Ana Ozores fue condenada al aislamiento social, no obstante, se negó a conformarse con la suerte de nacer mujer: tuvo el valor de hacer lo necesario papa conseguir su felicidad.

  9. Ana

    A mí me parece una obra dificil de leer. Yo intenté leerla, pero se me hacía pesada, y quizás la principal razón era falta de tiempo, como dice Valle. También nos dice que “La Regenta” es un clásico de la literatura española y que todo el mundo debe de leer, pero personalmente creo que es una novela que solo aquellas personas que realmente les guste la lectura, podrán disfrutarla.

  10. Víctor

    Me ha gustado mucho el análisis de Valle sobre la obra, pero aun así “La Regenta” sigue siendo un libro que nunca me animaría a leer. Lo ha hecho muy bien y en cierto modo ha conseguido hacer que me interese en la obra pero no como para leerla. No me suelen gustar las lecturas de literatura antigua, ni soporto las extensas y minuciosas descripciones, como dice mi compañera, en las que tengo que volver a empezar a leer la página porque si no no acabo enterándome de nada, por no hablar de las obras escritas en castellano antiguo, por ejemplo, en las que también me cuesta seguir el argumento.
    Yo prefiero elegir un libro con el que esté a gusto, que su lectura se me haga amena y me enganche desde el principio hasta el final.

  11. Marta Moreno

    Me ha parecido, sencillamente, impresionante la valoración de Valle de esta obra. Es que aún ahora ,tras haberla leído sigo impactada por la forma en que ha expresado su opinión personal, en concreto su valoración del personaje eclesiástico. Me ha parecido muy madura y objetiva la forma en que lo ha redactado, así como un léxico muy rico y variado, también se podía ver un sutil toque de crítica. Aunque no es una obra que me llame mucho la atención (puede ser influencia de las críticas hacia ella), he de reconocer que este resumen y opinión te invitan a leerla, ya que te deja con una cierta curiosidad.
    Por último, felicitar a Valle porque me parece que ha hecho un artículo fantástico.

  12. Iván

    Esta obra no me la he leído debido a su gran extensión y a la falta de tiempo, pero no estaría mal leersela ya que como según ha dicho Valle es una obra mítica de la literatura española.

  13. En primer lugar felicitar, como ya han hecho algunos de mis compañeros, a mi compañera de clase Valle Tejedor por su gran esfuerzo y trabajo que ha realizado durante este largo tiempo que le ha llevado a leerse uno de los mejores libros de la literatura española del siglo XIX.
    En segundo lugar, a pesar de que no me he leído el libro, ni tengo pensado hacerlo debido a su gran extensión, a la falta de tiempo y a la pereza que me da leer, pienso que es un libro muy interesante para las personas que tengan tiempo para realizar dicha lectura tan larga y además le gusten los temas que se tratan en el libro.
    Con esto muestro el apoyo hacia mi compañera, que ha realizado un gran esfuerzo y dedicación, a que sigáis su recomendación sobre este libro y al que la siga, que lo disfrute.

  14. Patri de Miguel

    Leopoldo Alas crea una de las cumbres de la novela realista cuando escribe la Regenta, plasmando en ella un tema obsesivo y recurrente de la segunda mitad del sXIX: una mujer en el papel de personaje principal que se debate entre el deseo y la represión y que debe acatar lo que la sociedad le exige.
    Esta obra, goza de abundantes descripciones que se recrean en los más minuciosos detalles y numerosos personajes que aparecen, aunque sólo sea de forma pasajera, en la trama (incluímos entre estos a la propia ciudad de Vetusta que es tratada a menudo como un ser aparte, determinado por las actitudes de sus habitantes).
    Se nos presenta a Ana como la esposa de don Víctor Quintanar, hombre de avanzada edad respecto a ella que se interesa mayoritariamente por la caza, por el teatro y por su amistad con Frígilis antes que por su mujer, a la que ve como una hija suya enferma y delicada, en vez de una esposa a la que querer, prestar atención y pasar tiempo con ella. Ana, apasionada y sensual en sus mejores momentos, quiere hijos, pero ante la indiferencia de Quintanar se siente ahogada debido al ambiente que la rodea: Vetusta, la eterna susurradora e hipócrita. Cansada de su matrimonio de marioneta y de la sociedad vetustense intenta refugiarse en la religión y luego en la pasión y la fugacidad del deseo, que parece eterno.

    Observamos una clara evolución en la obra en sí y en el personaje de Ana: en la primera parte de la obra, la trama se desarrolla en tan sólo tres días (aunque debido a la numerosidad de descripciones, parece que sea más tiempo) y la segunda parte se desarrolla durante tres años (que pasan mucho más calmadamente aunque esto no se debe a falta de sucesos); y en el personaje de Ana, su evolución es observable en que al principio es una persona angustiada, con continuos ataques de nervios, introvertida, huyendo siempre de Vetusta y de todos los eventos sociales que pueda a los que su marido quiere arrastrarla; y para huír de esta angustia y crisis existencial, se refugia en Dios, en las lecturas religiosas de nuevo como Fray Luís de León o Maria Teresa de Jesús, en el confesionario horas metida, largas conversaciones con su confesor el sacerdote Fermín de Pas (quien propicia toda esta intromisión de Ana en la religión)… Pero llegado al punto álgido de esta exaltación en semana santa (que sale de penitente ante las burlas de toda Vetusta), se empieza a alejar de la iglesia, de Fermín (quien acaba enamorándose de ella a pesar de su condición de sacerdote; hecho del que la Regenta se espanta y hace que se aleje) y de todo lo relacionado con la religión, yéndose con Quintanar al vivero a pasar unos meses en el que vemos a una Ana feliz, risueña, mucho menos recatada y sin crisis de nervios, pasando ahora bajo el control de Álvaro de Mesía, quien ignoraba en un inicio pero que debido a su insatisfacción, sus deseos de amor y los cortejos de éste, cae rendida en sus brazos finalmente.
    En el desenlace final vemos una Ana despreciada por todos, siendo mirada con altivez por encima del hombro por toda la hipócrita Vetusta, sufriendo a mayores el rechazo y odio de su confesor, el despechado Fermín, que no le ofrecerá consuelo sino repulsa cuando ella lo suplique.

    Como conclusión final de la estructura de la trama, observamos que Ana es sólo una marioneta que nunca escoge realmente qué hacer sino que son otros personajes -generalmente masculinos y paternalistas- los que mueven los hilos necesarios para que la Regenta obre de una forma o de otra según les convenga, pero sin tener nunca en cuenta a la pobre Ana.

    También es importante señalar la forma en que juega Clarín con diversos recursos como el sarcasmo, las comparaciones, metáforas, críticas que no se pueden pasar por alto de la situación del s.XIX, alusiones a otras eminencias como por ejemplo Góngora… Uno de los elementos más importantes que se perciben en el transcurso de la trama es la continua lucha del hombre contra las pasiones (encarnadas en ciertos personajes como son Paquito de Vegaña, Obdulia Fandiño, Visitación, Álvaro Mesía… Contra los personajes supuestamente castos, inocentes o puros como pueden ser la Regenta en su momento de mayor exaltación religiosa, Fermín de Pas, los otros clérigos…)

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: