Drácula

Bram Stoker, Drácula, Debolsillo

.

RESUMEN:

portada-draculaJonathan Harker, abogado de Londres, debe viajar al castillo del conde Drácula en Transilvania para ultimar con este los detalles de su compra de una nueva casa en Londres. Sin embargo, pronto descubre que el conde es en realidad un monstruo y el mismo día que este parte hacia su nuevo hogar Jonathan consigue escapar. Nada más llegar, Drácula hipnotiza y muerde a Lucy que es intima amiga de Mina, la prometida del abogado, tras lo cual Arthur (el prometido de Lucy), Quincey y John (antiguos pretendientes) se preocupan. Debido a esto, John llama a su amigo Van Helsing para que intente arrojar luz sobre el misterioso estado de Lucy. Entretanto, Mina recibe una carta de un convento al que Jonathan había llegado en su huida y parte en su busca. Van Helsing acaba descubriendo que Drácula está detrás de lo de Lucy y todos los personajes unen fuerzas para acabar con él.

VALORACIÓN:

Este libro no necesita presentación, todo el mundo sabe quién es Drácula y que da miedo, no obstante, no creo que muchos sepáis que se trata de una novela epistolar donde todo lo que se cuenta son diarios o cartas de distintos personajes, lo cual le da un tono más realista y verosímil, dentro de lo que cabe.

Me ha sorprendido lo bien que he asimilado los personajes porque aunque son abundantes y sus relaciones, a veces confusas, queda claro quién es quién desde el primer momento y están bien caracterizados, a diferencia de otros libros donde llega un momento en el que se menciona un personaje presentado anteriormente y no recuerdas nada de él.

Por otra parte, en cuanto a su desarrollo, no me da la sensación de que evolucionen; los masculinos son constantemente el estereotipo del típico “gentleman” inglés con modales pulcrísimos, todos muy caballerosos y decididos a perpetrar la tarea que se propongan. Aunque, es verdad que se trata de la alta sociedad inglesa del siglo XIX. Por otro lado, escasean los femeninos, lo cual no impide que sean las típicas doncellas desvalidas a las que hay que proteger y salvar.vlad-tepes

Dejando eso de lado, es verdad que el autor profundiza en el sentimiento de amistad, de amor no correspondido o de valentía y de felicidad en aquellos que encuentran el amor verdadero. En este caso vemos al malvado Drácula, capaz de desarrollar este sentimiento por la mujer que le recuerda a su antigua amada haciéndole parecer más humano y que no es otra que Mina quien por amor decide entrar en el mundo oscuro de Drácula aunque aquello suponga perder su alma.

La ambientación me ha parecido muy cuidada y realista, tanto en los ciudadanos de Transilvania que comparten las mismas reacciones frente a Jonathan, como en las descripciones del castillo de Drácula o su casa en Londres:

Pero el sitio donde nos hallábamos ahora era pequeño y estaba completamente cerrado, y el largo abandono había vuelto el aire estancado y fétido. Olía a tierra, como si millones de miasmas salieran de la misma. ¿Cómo explicar, además, aquel hedor nauseabundo? No solo parecía capaz de producir toda clase de enfermedades, hasta la muerte, como si la misma corrupción estuviese corrompida.”

La lectura en sí puede resultar algo lenta, abundan las descripciones, sin embargo, eso se acaba paliando con el suspense y la intriga que genera a cada paso, descubriendo poco a poco algo más del misterio.

Por último, la historia es interesante y seguro que en su época fue original y exitosa, pero hoy en día no me parece nada del otro mundo.

PUNTUACIÓN: 6/10.

RECOMENDACIÓN: Si os atraen el terror con una buena dosis de amor y el ambiente inglés del siglo XIX, probablemente os gustará.

Libro (Encuadernación: Tapa dura, 2012, Edición conmemorativa ilustrada, 513 páginas) 11.95€

AUTOR: Rubén Llorente Sanz. Alumno de 2º Bachillerato

Tras la reseña de Rubén seguro que os pica la curiosidad acerca del autor.

¿Quién es Bram Stoker? En este fragmento del artículo de Héctor J. Porto publicado en el periódico “La voz de Galicia“, nos ayuda a conocerlo un poco más:

bram-stoker“Nacido el 8 de noviembre de 1847 en Clontarf, un pueblecito que entonces aún no había sido absorbido por Dublín, Bram Stoker fue un niño enfermizo. Y en las largas horas de cama, convalecencia y melancolía fraguó un carácter imaginativo y amante de lo oculto, alentado por las historias de terror de tradición gaélica que su madre le contaba para animar sus tediosos días. La invalidez llevó a Bram Stoker a la voluntad de superación, pero fue esta propensión a la fantasía, mezclada con el rigor que le proporcionaron sus brillantes estudios de matemáticas en el Trinity College y desbordada por la fascinación que le provocó en 1871 una obra de la pareja de dramaturgos franceses Erckmann-Chatrian, la que lo conducirá a abandonar su seguro puesto de funcionario local en Dublín (como lo fue su padre). La impresión que le produjo a Bram Stoker la interpretación de sir Henry Irving en aquella representación teatral lo alentó a publicar su primer trabajo como crítico en prensa y, de ahí, a conocer a su admirado actor. Poco tiempo después, este le propuso que ejerciese como su agente y secretario y finalmente mánager del Lyceum Theatre, tarea que obligó a Bram Stoker a trasladarse a Londres, donde se instaló con su esposa, la actriz Florence Balcombe (la misma que fue novia de Oscar Wilde, buen amigo del escritor). Bram Stoker se convirtió así en mánager, confidente y hasta esclavo de Irving, a quien terminó dedicando buena parte de su vida (alrededor de 30 años). Es más, su actitud tiránica se cree que pudo inspirar, como personalidad vampírica, la construcción de Drácula. De hecho, dicen que el motor de la escritura de la novela fue un desafío del actor a Bram Stoker.”

Así pues, nació en Dublín, se mudó a Londres y trabajó allí en el entorno del mundo teatral. Además sabemos de su relación de amistad y de intercambio creativo con escritores contemporáneos como Walt Whitman o Mark TwainOscar Wilde, Arthur Conan Doyle, H. G. Wells, o Rudyard Kipling. Todos ellos, autores señeros. Si nos acercamos a su producción literaria, además de Drácula (1897), vemos que escribió otras novelas fantásticas, como La joya de las siete estrellas (1903), La dama del sudario la-dama-del-sudario-bram-stoker(1909), o La madriguera del gusano blanco (1911) y cuentos de terror como “Un pasajero bebé“.  Con todos estos datos podría dibujarse una vida sin estrecheces económicas, con cierto prestigio social…, sin embargo, asistimos a una triste realidad, mientras su obra inmortal se reeditaba con éxito, murió enfermo, olvidado y pobre en una pensión londinense. ¿No os recuerda algo este perfil a un tal Miguel de Cervantes?

Otro paralelismo con Cervantes es que esta obra es considerada como una de las diez mejores de la literatura universal. Leamos, por ejemplo, las declaraciones de Luis Alberto de Cuenca, ex director de la Biblioteca Nacional de España y ex secretario de Estado de Cultura, acerca de ello:

“Con Drácula ocurre un poco lo mismo que con el Quijote, que son novelas escritas en estado de gracia. Cervantes hubiera sido un estupendo escritor, pero sin el Quijote jamás habría sido el gigante que hoy es. Y a Stoker le pasa lo mismo: el resto de su obra no le llega ni al talón a Drácula. Es una portentosa novela, algo que está plenamente aceptado en las universidades británicas y estadounidenses.”

cartel-pelicula-dracula-christopher-lee¿Por qué suscita tanta atracción la obra que Rubén nos invita a leer? Parece claro que los vampiros (con este u otro nombre, criaturas unidas a la muerte, la sangre y lo erótico) están presentes en casi todas las culturas desde la Antigüedad (en la china, babilónica, hebrea, islámica, griega…) y su influencia se refleja en las distintas expresiones tanto popular comolilith_dante_rossetti erudita.  Por tanto, la figura de Drácula, como el no muerto, contaba con un sustrato de interés por parte de todos. Stoker lo que hace es describir un ser con atributos humanos (cuerpo delgado, encorvado, orejas puntiagudas, ojos saltones, labios rojos y gruesos, dientes afilados) y con ello crear el icono de un seductor trágico para sus víctimas.

Este personaje ha sido encarnado en la pantalla por actores como Bela Lugosi, Christopher Lee o Gary Oldman. La recreación de la obra por parte de Coppola en 1992 es la más fiel a la historia y al texto. Sus imágenes son de una enorme belleza y muchas  recrean la atmósfera de los cuadros de los prerrafaelitas (influencia en la caracterización de los personajes femeninos, tipo de mujer perversa, heredera del mito de Lilith, donde se mezclan prostitutas, hechiceras y todo tipo de personajes malvados -mitológicos históricos y literarios-, a la vez atractivos y temibles para el hombre):

 

¿Encontramos repercusión literaria en España? Así es, y temprana, en 1901 de la mano de Emilia Pardo Bazán, el relato titulado: “Vampiro“:

“Lo que se callaba el viejo, lo que se mantenía secreto entre él y el especialista curandero inglés a quien ya como en último recurso havampirellabía consultado, era el convencimiento de que, puesta en contacto su ancianidad con la fresca primavera de Inesiña, se verificaría un misterioso trueque.”

Dentro del cómico contamos con Pepe González quien desarrolló en los años 60 del siglo XX, junto a guionistas de prestigio, el inicio de una mujer que se mueve entre el bien y el mal…Vampirella.

Y, para terminar,  si queréis adentraros en el mundo del vampiro más famoso de la cultura occidental, pinchad en este enlace, cedido por el portal académico de la Universidad Nacional Autónoma de MéxicoIcono lectura.

Anuncios
Categorías: 4ESO | Etiquetas: , , , , , , , , , , , | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “Drácula

  1. Javier

    Drácula es un clásico del terror conocido mundialmente que ha de ser leído, por lo menos, una vez en la vida. Lo primero que llama la atención de este libro al adentrarse en sus páginas es su estructura, la obra se desarrolla en los diarios de cada uno de los personajes conociendo así la forma de pensar y el punto de vista de cada uno de ellos en cada punto de la historia. Esto me pareció innovador ya que nunca había leído un libro estructurado de esta manera.

    Son muy abundantes el terror, reflejado por el mítico Conde Drácula, el comportamiento de Renfield y el ambiente de la obra; el amor, muy presente en los antagonistas, reflejado por Mina y Jonathan, Lucy y Arthur y, por otro lado, la obsesión que tiene el Conde con las mujeres, especialmente con Mina; y el sufrimiento de Quincey P. Morris y el Dr. Seward, que se refleja en ciertas partes de la obra, al no ser aceptadas sus proposiciones de matrimonio con Lucy. La lujuria y un cierto rechazo a figuras católicas están muy presentes.

    Lo paisajes son maravillosos y aterradores, plagados de aullidos de lobos, gritos y ruidos de procedencia paranormal. Además de esto, lugares como el Castillo el Conde, el manicomio del Dr. Seward, el cementerio y las diferentes mansiones proporcionan ese toque terrorífico característico de la obra.

    Los personajes, no muy abundantes y fácilmente reconocibles, son muy planos y para nada evolutivos. Tienen durante toda la obra la misma forma de pensar y los mismos objetivos, los cuales no cambian pase lo que pase.

    Sin embargo, ciertas ocasiones es muy lenta haciendo que la lectura se haga más difícil y pesada, los personajes tardan una eternidad en llegar a ciertas conclusiones (que son muy obvias) y el final, a mi parecer, muy seco, sin demasiada acción y bastante decepcionante.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: