Archivo mensual: marzo 2017

Andrea Valbuena, “Al fin”

Hoy se celebra el Día Mundial de la Poesía. Según el portal de Naciones Unidas

La decisión de proclamar el 21 de marzo como Día Mundial de la Poesía fue aprobada por la UNESCO durante su 30º periodo de sesiones, que se celebró en París en 1999 (…) este Día tiene como propósito promover la enseñanza de la poesía; fomentar la tradición oral de los recitales de poéticos; apoyar a las pequeñas editoriales; crear una imagen atractiva de la poesía en los medios de comunicación para que no se considere una forma anticuada de arte, sino una vía de expresión que permite a las comunidades transmitir sus valores y fueros más internos y reafirmarse en su identidad; y restablecer el diálogo entre la poesía y las demás manifestaciones artísticas, como el teatro, la danza, la música y la pintura.

 .
Nobles deseos los de las Naciones Unidas.

Nosotros, para vivir este día de manera especial, hemos asistido esta mañana a un recital de poesía en la Biblioteca de SegoviaElvira Sastre y Andrea Valbuena nos han regalado frescura, cercanía y sensibilidad con su palabra poética. Han abierto una puerta a lo que habita dentro de cada uno y necesita expansión, han dado nombre al desahogo, a la renuncia, al desamor y a la herida. Pero, sobre todo, han derribado la frontera que separaba la poesía y la juventud.

Cuarenta y tres maneras de soltarse el pelo (2013), Baluarte (2014) o La soledad de un cuerpo acostumbrado a la herida (2016) nos acercan a Elvira. Hoy queremos compartimos con vosotros un poema de Andrea publicado en su libro, Mágoa, ganador del I Premio Valparaíso de Poesía. Libro  que el jurado describió así: “desde un lenguaje muy actual, con una gran capacidad de comunicación con el lector, se adentra en las secuelas que deja el dolor para conversar con la vida cotidiana”.

 

AL FIN

He dado la espalda a todo aquello

que merecía quedar atrás.

Mi pasado llora sin mí

en alguno de esos lugares

que ya no recuerdo.

Vuelvo a evitar los caminos

que hicieron tropezar mi vuelo.

Me he refugiado en las manos

que sujetaron mi pena.

He localizado el horizonte en el mar

y al suroeste de la península

la luna empieza a hacerse más pequeña,

dándonos tregua.

 

Estoy de vuelta,

nuestras noches vuelven a ser oscuras

y yo voy a arrimarme a alguien,

con la excusa del miedo

que ya no tengo.

Categorías: Ocio en Segovia, Verso a verso | Etiquetas: , , , , | 22 comentarios

La colmena

Camilo José Cela, La colmenaCátedra

.

RESUMEN:

Apuesto a que para cualquier persona que haya leído la obra, resumir su contenido le supondrá la misma dificultad que para mí. Esto se debe a su impreciso hilo argumental, a su carencia de nudo o desenlace, a la alternancia de secuencias, sucesos, y sobre todo, de personajes. Dicho esto, intentaré aproximarme en líneas generales al resumen de uno de los libros más importantes de Cela.

La colmena’ deja que el lector se cuele por las calles, los cafés, los dormitorios y por la vida de los personajes, que a su vez ha sido construida por la convergencia de otras vidas también presentes en la historia –o historias-. La mentalidad de la gente, es fruto de una quemada rutina, producto de una sociedad madrileña de posguerra, donde la esperanza adquiere un peso casi inapreciable. Los sucesos principales transcurren alrededor del café de doña Rosa.

Doña Rosa va y viene por entre las mesas del café, tropezando a los clientes con su inmenso trasero. (…) Para doña Rosa, el mundo es su café, y alrededor de su café, todo lo demás

Allí confluyen muchos secretos, disputas y reconciliaciones. Por la obra caminan innumerables personajes muy diversos, lo que aporta una gran variedad de relaciones entre los mismos, desde conflictos amorosos, hasta un supuesto caso de asesinato sin resolver, pasando por cortos relatos de temas como la ambición, la visión de futuro, la amistad, el sexo, o la pobreza de la época, temas que en un principio poco tienen que ver entre sí. Con el tiempo, el lector se va percatando de que en ocasiones, una cosa lleva a la otra, de que se forma una especie de hilo conductor desordenado que se va tejiendo alrededor de personas, diálogos y lugares, formando una estructura heterogénea y compleja, similar a la de una colmena.

(En otras ocasiones, la irrelevancia y el sinsentido de determinados hechos, con tantos puntos finales por poner, irónicamente cobran la misma importancia. Supongo que en esos detalles está la esencia de la obra, os invito a crear vuestras propias conclusiones.)

VALORACIÓN:

Sin duda, lo que más me ha llamado la atención desde el principio, ha sido la manera en la que está escrito. El uso de un lenguaje cotidiano y desenfadado, convierte a una obra que en un principio puede resultar complicada, en otra mucho más sencilla de leer, con unos cuantos enfoques humorísticos. También es característica su forma de describir a los personajes.

El hecho de que la historia se desarrolle en un periodo de unos tres días, me parece un poco surrealista, ya que es casi imposible que se desenvuelvan tantos sucesos en tan poco tiempo. Aun así, no es algo que moleste, debido a que se convierte en un aporte extra de dinamismo.

Respecto a los temas, destacaría, sobretodo, el ambiente de miseria y pobreza del periodo de posguerra (no sólo pobreza económica, también cultural)  la abulia, el peso de la religión y el machismo.

Unos 300 personajes recorren estas páginas, lo que, en numerosos casos, da lugar a una enorme confusión entre nombres  y trayectorias, entre relaciones y destinos acabados o por acabar. Sin duda, es lo más significativo de la obra, y por tanto lo que considero que la pone nombre. Mi personaje favorito es un poeta que suele tomar café en el bar de doña Rosa. Es sencillo, discreto, e interviene en contadas ocasiones.

El final es totalmente abierto, y el principio tampoco da pie a grandes cosas, es decir, el esqueleto argumental no se manifiesta, puede interpretarse como una novela sin ningún fin, o sin sentido, pero no es algo que reste importancia o interés ya que muchas veces el sin sentido es capaz de llegar más lejos que incluso las cosas aparentemente coherentes. Quizás no quiera transmitir una historia en sí, sino, principalmente, el ambiente que se respiraba y la verdadera vida cotidiana.

He de confesar que durante la lectura me he sentido muy perdida por momentos, pero creo que siempre he vuelto a encontrarme.

Cuando pensaba que una historia ya no daba más de sí, volvía a resurgir unas cuantas páginas más a la derecha, al mismo tiempo que ocurría justamente lo contrario, es decir, historias que creía inacabadas, no han vuelto a aparecer. ¡Qué irónico!

PUNTUACIÓN: 7/10.

RECOMENDACIÓN: Sin duda, ‘La colmena’ es diferente a las cosas que he leído, y suelo leer. No lo calificaría como un libro predilecto para mí, pero sí como uno que hay que leer, ya que es una efectiva e indirecta forma de ver ese reflejo social del Madrid de la posguerra. Recomendaría este libro a personas unos años mayor que yo, que sean capaces de entender que no siempre en la coherencia está la exquisitez.También a aquellas personas que no suelan evadirse con frecuencia durante la lectura, ya que hay que estar muy pendiente de todo para poder seguirla sin problema, si no  se da el caso, que puede convertirse en una novela un poco difícil y pesada.

Libro (Encuadernación: Tapa blanda, edición 2010, 365 páginas) 12.05€

AUTORA: Mariana Fuente de Prisco. Alumna de 2º Bachillerato

Categorías: BACH | Etiquetas: , , , , , , , | 1 comentario

Claus y Lucas

Agota Kristof (2007) Claus y Lucas, El Aleph

RESUMEN:

portada-claus-y-lucasEsta es una trilogía que gira en torno a dos hermanos gemelos. La primera de las tres novelas (El gran cuaderno) cuenta los años de la Segunda Guerra Mundial en que ambos sobreviven en un pueblecito de Europa (se trata de Hungría, país natal de la autora); después, sólo uno cruza la frontera. La segunda (La prueba) cuenta la vida de Lucas, que se ha quedado en el país, salpicada de momentos desgraciados en una atmósfera trágica. Y la tercera (La tercera mentira) narra el regreso del hermano y el difícil encuentro entre dos seres inseparables a los que el tiempo y un dios despiadado han ido destruyendo. La primera está escrita en primera persona del plural; la segunda, en tercera persona del singular; y la tercera, en primera persona del singular. ¿Por qué?

VALORACIÓN:

Claus y Lucas es una historia pero también, indirectamente, un pequeño tratado práctico de novela. En él muestra la autora su concepción de cómo debe hablar el escritor y quién debe hablar para contarlo; y, atravesando el relato, da respuesta a la pregunta de para qué sirve la literatura.

¿Cómo escribir? De tal manera que la realidad se muestre sola, sin interpretaciones. “Por ejemplo, está prohibido escribir: ‘la abuela se parece a una bruja’. Pero sí está permitido decir: ‘la gente llama a la abuela la Bruja’ (…) Escribiremos: ‘comemos muchas nueces’, porque la palabra ‘gustar’ no es una palabra segura, carece de precisión y de objetividad’ (…) Las palabras que definen los sentimientos son muy vagas; es mejor evitar usarlas y atenerse a la descripción de los objetos, de los seres humanos y de uno mismo, es decir, a la descripción fiel de los hechos” (p. 31).

Sin embargo, en el libro 2 (La prueba) se introduce, como una cuña, la subjetividad. Es cierto que los sentimientos se expresan aagota-kr través de sus manifestaciones (las lágrimas); y que son incomunicables (“¿la quieres?”, pregunta Mathi a Lucas, y Lucas le responde: “no sé lo que significa esa palabra”); pero ahora se habla ya de una nueva forma de conocer distinta del conocimiento por los hechos: la empatía; también los sentimientos pueden ser deducidos a partir de los hechos (Mathias sabe que Lucas está pendiente de él porque “desde hace cinco minutos no has pasado las páginas de tu libro”). Se habla ya explícitamente de “enfermedad” del alma”. El reduccionismo positivista de El gran cuaderno deja lugar, en La prueba, a la empatía, la intuición y el conocimiento al margen de los hechos.

Y en La tercera mentira Agota Kristof deja bien claro que aquí no tiene cabida el narrador omnisciente. Son los personajes los que deben hablar por sí solos, no por boca de otros (aunque eso no excluye que un personaje pueda hacer hablar a otro cuando fabula sobre él). La presencia de la subjetividad, rompiendo la coraza positivista, se despliega en un universo onírico; y la descripción fiel de los hechos (que fue su profesión de fe al principio de la trilogía) se convierte aquí en descripción de los deseos, de la fabulación y de los sueños.

PUNTUACIÓN9/10.
RECOMENDACIÓN: Para alumnos de Bachillerato. Sería recomendable que la lectura se acompañara de una tertulia para aclarar el sentido del texto..

Libro (Encuadernación: Tapa blanda, 448 páginas) 9.95€

AUTOR: Mariano Martín Isabel. Profesor del Departamento de Filosofía.

Sigue leyendo

Categorías: BACH, Todos leemos | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.