Industrias y andanzas de Alfanhuí

R. S. Ferlosio, Industrias y andanzas de Alfanhuí, Random House

.

RESUMEN:

Un niño de familia humilde de un pueblo de Guadalajara, muy observador y con mucha imaginación con la que realiza ingeniosos experimentos con cualquier cosa que encuentra, es capaz de sacar provecho a lo más inverosímil e inventar artilugios que a ningún otro niño se le podría ocurrir. Gracias a su imaginación consigue que el lector piense y se comporte como un niño y logra crear la duda acerca de si es realidad o ficción lo que presenta ante los ojos del que lee sus ocurrencias. Alfanhuí nos ofrece un catálogo viviente de colores, de esa luminosa explosión de tesoros ópticos que es la vida.

VALORACIÓN:

Lectura muy sencilla, ayuda que no haya muchos personajes, la imaginación del protagonista es quien parece el narrador de la historia. Llama la atención que toda la obra está escrita uniendo las oraciones por signos de puntuación. ¿Dónde están los conectores? Este recurso lo que provoca es que parece que no tiene ritmo, da la sensación de que puede ser aburrida la historia que cuenta. Así que te preguntas, ¿por qué el autor no le da emoción a las palabras?, ¿por qué oración tras oración sin más?

“El maestro hizo señas a la criada para que cogiera al gato. La bajó en brazos hasta la bodega porque con las ruedas no podía bajar sola. La criada cogió al gato sin vacilar, y éste soltó el cuello del cisne y la mordió en una muñeca. La muñeca sonó a pergamino y la criada no se inmutó. Volvió a cogerla en brazos el maestro y la subió al piso. Todos se volvieron a la cama, y la criada se acostó sin soltar al gato, que se estuvo debatiendo toda la noche. A la mañana siguiente la criada estaba toda destrozada. Tenía la piel de los brazos, del pecho y del cuello arañada y hecha jirones y se le salía el relleno.”

Sin embargo, tiene la capacidad de provocar que tu imaginación vuele a la par de la de Alfanhuí y sus descripciones te transporten al lugar donde ocurren, quizá por hacerlo simple o porque con cada oración es como si fuera algo nuevo.

La estructura de la obra es también sencilla: Ferlosio divide la obra en tres partes, basadas en diferentes momentos de la vida del protagonista y, a su vez, en capítulos muy breves en los que el joven ingenia algo nuevo, poco a poco vas entrando en su juego sin darte cuenta y al final te acaba gustando.

Así pues, lo que al principio pensabas que sería una lectura plana y aburrida te sorprende y te hace pensar lo que no es. El libro es un simple guion para dar rienda suelta a tu imaginación.

PUNTUACIÓN7/10.

RECOMENDACIÓN: Yo se lo recomiendo a cualquiera a partir de 13 con una imaginación libre y alegre como la de Alfanhuí, porque sin ella le parecerá lo más soso y aburrido que ha leído nunca, e incluso no será capaz de acabar de leerlo.

Libro (Edición ilustrada. Encuadernación: Tapa dura, edición 2016, 244 páginas) 17.90€
Libro electrónico (formato ePub) 7.99€

AUTOR: Víctor Santiuste Borreguero. Alumno de 2º Bachillerato

DATOS CURIOSOS:

¿Qué significa el título?  “Te llamaré Alfanhuí porque este es el nombre con que los alcaravanes se gritan los unos a los otros.”

¿Cómo se gestó la novela? ¿Cuánto invirtió el autor? ¿Quién se la financió? ¿Fue un proceso sencillo? ¿Cómo la recibió la crítica del momento?

Es una especie de cuento de ciencia-ficción que escribió hace ya como medio siglo un como medio primo mío, y como por entonces nos veíamos casi a diario lo llevé varias veces a casa para que les leyese a mis padres algunos capítulos, y como quiera que se habían divertido mucho con aquellas lecturas, cuando lo terminó, tras habernos puesto de acuerdo con el dueño de una imprenta, Severiano Carmona, al que yo había conocido a través de Ignacio Aldecoa, para que nos hiciese un presupuesto, que salió a 13.000 pesetas de entonces para una tirada de 1.500 ejemplares, nos presentamos ni cortos ni perezosos ante mi madre, pidiéndole que lo financiara. No se hizo de rogar, sino que accedió al instante encantada. Y así salió el libro. No me entretendré en las dificultades con las que se enfrentó para la distribución, que, como era de esperar, fue muy precaria, aparte de que entonces no se estilaban lanzamientos ni presentaciones, pero a eso puse yo remedio, acudiendo a literatos prestigiosos que yo había conocido por mi padre: entre ellos Pedro de Lorenzo y sobre todo Camilo José Cela, que fue extraordinariamente generoso, entregándose del todo en una crítica que fue decisiva para el libro, y que mi primo, aunque era muy tímido, quiso ir a agradecerle personalmente. ” (Rafael Sánchez Ferlosio, “El origen de Alfanhuí“).

¿Y después de Alfanhuí, qué? Obtuvo en 1955 el premio Nadal y en 1956 el de la Crítica, con la novela El Jarama.  En 2004, se le reconoce el premio Cervantes y en 2009, el Premio Nacional de las Letras Españolas a toda su trayectoria literaria.

Por último, pulsa en el icono para leer las primeras páginas de esta novela.

Anuncios
Categorías: 2ESO | Etiquetas: , , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: