EL SILENCIO DE RAQUEL

 

 

ALBERTO MARTÍN. EL SILENCIO DE RAQUEL 

 

RESUMEN:

Patricia se va con su novio de vacaciones, pero un mensaje inesperado llega a su móvil y lo pone todo patas arriba. A partir de ese momento se sucederán las investigaciones, los asesinatos, los reflejos de una psicología retorcida (entre retratos de un mundo sórdido y destellos de humanidad). Hay una historia trepidante que nos dará sorpresas cuando menos lo esperamos; y hay también, como telón de fondo, una denuncia de los abusos que hacemos con las redes sociales: y de la candidez de muchos jóvenes, que hacen uso de ellas sin llegar a percatarse de sus peligros.

 

VALORACIÓN:

El relato está lleno de vulgarismos e ironía, como corresponde al lenguaje tosco y directo que emplea el investigador policial (un lenguaje sin ornamentos: y por eso mismo tierno, siempre humano, y siempre lleno de empatía). La técnica del narrador omnisciente se conjuga con la visión subjetiva de algunos personajes-narradores, y hay momentos de identificación del narrador con su personaje y momentos en que el lector sabe más que el protagonista. Encontramos muchos saltos hacia adelante (flash-forward), saltos hacia atrás (flash-back), una buena caracterización de los personajes y algunas antítesis y paradojas (“planear cómo matarlas me dio vida”, p. 270; a veces un “desorden controlado” le da el contrapunto a un “ataque de cordura”: pp. 217 y 301, respectivamente). Hay símiles y metáforas (“un policía en un prostíbulo era como un león en una reunión de gacelas”, p. 115; volver a “las tinieblas del pasado”, p. 189; o contemplar las cosas en “fotos congeladas por el tiempo”, p. 223); alguna hipérbole (“el infierno era un lugar agradable en comparación con el club Bahía Azul”: p. 39) y algún epíteto cargado de expresividad (“sentía el denso aliento de su rival”: p. 235). Pero lo importante es que el relato, lleno de intriga y por momentos tenso, está salpicado de reflexiones que retratan la psicología de los personajes y dan, desde las tinieblas de la maldad, una visión amable de la vida. Así, “para la chulería no había mejor antídoto que la determinación” (p. 67) y, cuando fallamos, “no somos peores por eso, somos simplemente humanos, que ya es bastante” (p. 65).

 

PUNTUACIÓN: 9.

 

RECOMENDACIÓN:

Es una investigación policial y un excelente ejercicio para practicar los pasos del método científico. Interesante e instructiva, sobre todo en cuestiones relativas a las redes sociales donde se sumergen los personajes en una “absurda realidad paralela en la que moraban miles de internautas” (p. 33); hay que destacar que es, ante todo, una novela fácil de leer y muy entretenida. Apta para 4º de la E.S.O. y bachillerato.

 

Alberto Martín. El silencio de Raquel. Segovia, Caligrama, 2018.

AUTOR: Mariano Martín Isabel, profesor del departamento de filosofía.

Anuncios
Categorías: BACH, Novedades | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: