Publicaciones etiquetadas con: Mágoa

Andrea Valbuena, “Al fin”

Hoy se celebra el Día Mundial de la Poesía. Según el portal de Naciones Unidas

La decisión de proclamar el 21 de marzo como Día Mundial de la Poesía fue aprobada por la UNESCO durante su 30º periodo de sesiones, que se celebró en París en 1999 (…) este Día tiene como propósito promover la enseñanza de la poesía; fomentar la tradición oral de los recitales de poéticos; apoyar a las pequeñas editoriales; crear una imagen atractiva de la poesía en los medios de comunicación para que no se considere una forma anticuada de arte, sino una vía de expresión que permite a las comunidades transmitir sus valores y fueros más internos y reafirmarse en su identidad; y restablecer el diálogo entre la poesía y las demás manifestaciones artísticas, como el teatro, la danza, la música y la pintura.

 .
Nobles deseos los de las Naciones Unidas.

Nosotros, para vivir este día de manera especial, hemos asistido esta mañana a un recital de poesía en la Biblioteca de SegoviaElvira Sastre y Andrea Valbuena nos han regalado frescura, cercanía y sensibilidad con su palabra poética. Han abierto una puerta a lo que habita dentro de cada uno y necesita expansión, han dado nombre al desahogo, a la renuncia, al desamor y a la herida. Pero, sobre todo, han derribado la frontera que separaba la poesía y la juventud.

Cuarenta y tres maneras de soltarse el pelo (2013), Baluarte (2014) o La soledad de un cuerpo acostumbrado a la herida (2016) nos acercan a Elvira. Hoy queremos compartimos con vosotros un poema de Andrea publicado en su libro, Mágoa, ganador del I Premio Valparaíso de Poesía. Libro  que el jurado describió así: “desde un lenguaje muy actual, con una gran capacidad de comunicación con el lector, se adentra en las secuelas que deja el dolor para conversar con la vida cotidiana”.

 

AL FIN

He dado la espalda a todo aquello

que merecía quedar atrás.

Mi pasado llora sin mí

en alguno de esos lugares

que ya no recuerdo.

Vuelvo a evitar los caminos

que hicieron tropezar mi vuelo.

Me he refugiado en las manos

que sujetaron mi pena.

He localizado el horizonte en el mar

y al suroeste de la península

la luna empieza a hacerse más pequeña,

dándonos tregua.

 

Estoy de vuelta,

nuestras noches vuelven a ser oscuras

y yo voy a arrimarme a alguien,

con la excusa del miedo

que ya no tengo.

Categorías: Ocio en Segovia, Verso a verso | Etiquetas: , , , , | 22 comentarios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.