Publicaciones etiquetadas con: novela de aventuras

Cruzada en jeans

Thea Beckam  (1973) Cruzada en jeans, SM

 

Portada Cruzada en jeans de Thea BeckamRESUMEN:

Rudolf es un niño corriente del siglo XX, le gusta jugar y es un tanto impulsivo, como cualquier niño de su edad (quince años.) Por ese mismo motivo, en cuanto se le presentó la oportunidad de viajar en el tiempo con la máquina que había ideado su padre con otro gran científico, no se lo piensa dos veces. El único problema es, que tras la partida, no encuentra forma de volver a su época. Será acusado de hereje, mentiroso, arriesgado, estúpido… Y todo esto en la Cruzada infantil que se dirigía Tierra Santa a mediados de siglo XIII.

VALORACIÓN:

En una de las visitas a la Biblioteca llegó a mis manos esta novela  Nada más ver la portada pensé: “Dios, qué portada tan simple y triste”, pero no se debe juzgar a un libro por su portada, ni aunque esté compuesta exclusivamente por un gran ojo y unos engranajes, cómo no, en blanco y negro. Ya con menos voluntad, abrí el libro y vi, desesperanzada, que tenía 239 páginas, con letra minúscula, en una edición más grande de lo habitual (y sin dibujos, obviamente). Y no es que me asusten los libros gordos, no, he leído tostones monumentales de casi mil páginas, pero siempre historias actuales, con la forma de escribir de ahora y no la de hace más de treinta años, que sí que me atemoriza un poco.

Portada Cruzada en jeans Thea BekmanTodo el libro gira alrededor de Rudolf Hefting, un “muchacho del siglo XX”, (palabras textuales de la contraportada) que, por un accidente, acaba envuelto en la cruzada infantil que se dirige a Tierra Santa. Por lo que se puede deducir, es un libro de aventuras, pero también contiene amor, amistad, con algo de violencia y crueldad.

La mejor parte de la novela es… toda, te deja encandilada de principio a fin. Es cierto que hay partes más trepidantes que otras, pero no hacen sombra a las demás. La lectura, a diferencia de lo que pensaba, se me hizo fácil; sin palabras muy difíciles, ágil y que engancha.

Mi personaje favorito, o mejor dicho, personajes, han sido Rudolf (el protagonista) y Leonardo Fibonacci, un estudiante italiano amante de los números y gran amigo de Rudolf, (que, según mis investigaciones, existió de verdad, y fue el matemático que introdujo los números árabes.) Es impulsivo y cálido, asume rápido el papel de líder y el de consuelo para los más débiles, además de ser un gran chico. Leonardo es más alegre, bromista y sensato, ya que es verdaderamente de la época y comprende a la pPortada de Cruzada en jeans en neerlandéserfección los peligros que alberga.

Cuando lees este libro te sumerges en bosques poblados por osos, ciudades italianas y enormes castillos, las descripciones son detalladas y bonitas (y utilizo esta palabra porque son desde los ojos de un viajero del tiempo maravillado, aunque no esté narrado en primera persona la escritora utiliza frecuentemente las emociones de su principal personaje.) Mis escenarios favoritos han sido, sin duda, los bosques, donde se desarrollan las partes más entretenidas.

Suspense, inquietud, alegría, tristeza… es todo lo que sientes, y me quedo corta. En la Edad Media, las vidas duraban poco y los peligros acechaban por todas partes.

Fotografía Thea BeckmanDe esta autora, Thea Beckman, he leído otro libro, Mi padre vive en Brasil que, aunque contiene muchos más valores que el que comento, no ha conseguido destronar a mi predilecto, que me dejó con ganas de más.

Hay una película de serie B titulada de la misma forma pero… en holandés. Solo he conseguido encontrarla en ese idioma y en ese idioma la he visto, sin enterarme de casi nada.

A la autora le diría: “¡necesito una continuación!” Pero murió en 2004, lo he comprobado. Pensaba escribirle un correo con mi petición.

PUNTUACIÓN: Le doy un 11 sobre 10, me leí el libro dos veces en la biblioteca y, después, me lo compré. En una sola palabra: alucinante.

RECOMENDACIÓN: Novela juvenil para niños desde primero o segundo de la ESO hasta adultos (sin edad límite.) De todos modos, yo nunca me he fijado mucho en estas cosas, si te ves con ganas de leerlo y crees que lo podrías hacer perfectamente, que no te frene para nada mi comentario.

 Libro (Encuadernación: Tapa blanda, 240 páginas) 8.85€

.

AUTORA: Beatriz Sánchez del Río. Alumna de 1º ESO

.
Sigue leyendo

Anuncios
Categorías: 1ESO, 2ESO, Recomendaciones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

La isla de Bowen

Hemos publicado la noticia de que la novela de César Mallorquí, La isla de Bowen, ha obtenido el Premio Nacional de Novela JuvenilPremio nacional de Literatura infantil y juvenil 2013 César Mallorquíi LA ISLA DE BOWEN de 2012.

Os ofrecemos a continuación el comienzo de dicha obra. ¡Lee un poco…y te engancharás!

Havoysund César Mallorquí La isla BowenHavoysund, norte de Noruega. Mayo de 1920

“Cuando el práctico del puerto fue interrogado por la policía acerca del asesinato del marinero inglés Jeremiah Perkins, tripulante del vapor Britannia, todo lo que pudo decir fue que el barco había atracado en el muelle de Havoysund poco después de las diez de la mañana del tres de mayo y que, según su documentación, procedía de la isla Spitsbergen, situada al noroeste de Noruega, en el archipiélago Svalbard, donde había permanecido fondeado durante los meses de invierno. Aquello era muy extraño, pues en Spitsbergen no había absolutamente nada, salvo glaciares, un enclave minero y un puñado de campamentos balleneros.

Pero eso era lo que constaba en la documentación del barco, aunque nada explicaba las razones por las que alguien en su sano juicio decidiría pasar el invierno ártico en una isla casi desierta perdida en el fin del mundo, a menos de mil kilómetros del Polo Norte. Lo único que el práctico pudo añadir fue que el Britannia, tras permanecer veinticuatro horas atracado, aprovisionándose de combustible, vituallas y pertrechos, había levado anclas durante la mañana del cuatro de mayuo, de regreso a Spitsbergen. Por último, el práctico declaró que el único tripulante del Britannia en desembarcar había sido el difunto Jeremiah Perkins, un marinero que, a causa de un accidente, tenía un brazo roto y entablillado, razón por la cual se proponía regresar a Inglaterra.”
Sigue leyendo

Categorías: Con la miel en los labios | Etiquetas: , | 1 comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.